La piratería y el eBook.

El gran problema al que se enfrenta el sector cultural español, la piratería, comienza a crecer en el mercado de libros electrónicos. En noviembre de 2011, la tasa de descargas ilegales alcanzaba el 49% en España.

Según algunos editores, es la pescadilla que se muerde la cola. Las altas protecciones y el DRM que llevan muchos libros electrónicos dificultan el proceso de descarga y lectura de los eBooks y los encarecen, por lo que los lectores optan por el camino más fácil, la descarga ilegal. El abaratamiento de los precios y las facilidades para adquirir los eBooks desde cualquier dispositivo, son algunos de los pasos que se están aplicando para atajar con el problema.

Pero el panorama actual del libro electrónico ha cambiado mucho en poco tiempo y algunos autores no han sabido, o querido adaptarse. Lucía Etxebarría hacía este anuncio a finales de 2011: "Dado que he comprobado hoy que se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias han sido compradas,anuncio oficialmente que no voy a volver a publicar libros en una temporada muy larga. No al menos hasta que esta situación se regule de alguna manera". Etxebarría optaba por abandonar la venta de libros electrónicos, en vez de unirse a la máxima, "si no puedes con tu enemigo, únete a él".

No hay comentarios:

Publicar un comentario